Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

¿Tecnología en el cuarto de baño? No es el futuro, es el presente

13 de julio, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La tecnología está ahora mismo en su momento culmen de los últimos años. En el contexto actual de crisis sanitaria por el Covid-19, la tecnología se ha convertido en la aliada de las empresas -a través del teletrabajo-, de la educación -se impone el tele-estudio y el aprendijaze digital- y del consumo -el ecommerce gana enteros en estos días con un significativo aumento de las compras online- y de las propias personas -a través de Internet y las plataformas de vídeo como forma de entretenimiento-.

Pero ahí no queda todo, porque la tecnología ya puede estar presente también en todos los rincones de nuestra casa. Y cuando hablamos de todos incluimos también el cuarto de baño. Sí, esa estancia que hasta hace poco era la gran olvidada de los hogares y en la que no se ponía mucha atención va ganando enteros entre los ciudadanos y se ha convertido en su ‘lugar especial’, donde relajarse, mimarse y evadirse del mundo. Aunque siempre con el smartphone en la mano.

No es nada nuevo decir que vamos a todas partes con el móvil, incluso al baño. Según Motorola, el 71% se lleva el teléfono al baño. Pero la novedad es que el baño ya puede estar dentro del smartphone. Literalmente. El inodoro AquaClean Sela, diseñado por Christoph Behling -diseñador de los relojes Tag Heuer- combina la porcelana de más alta calidad con las innovaciones más punteras, como la app de Geberit AquaCelan, con la que se pueden configurar los usos personales de higiene, como la intensidad de la temperatura del chorro del agua.

Y esto no solo para nuestros hogares; también si pasamos la noche en un hotel podemos configurar nuestro inodoro vía smartphone. Igualmente, se puede controlar a través de un mando a distancia. Además, el AquaClean Sela también presenta una sutil luz de orientación, personalizable en siete colores, que te lleva al baño de noche sin necesidad de encender las luces de la casa.

También cuenta con la tecnología de ducha WhirlSpray, que garantiza una eficaz higiene íntima con un mínimo gasto de agua y que regula las intensidadades con cinco distintas; la tecnología de descarga TurboFlush, totalmente silenciosa y que asegura la limpieza interior del inodoro de una sola vez; o la tecnología Rimfree, que hace desaparecer las bridas de descarga del inodoro. Es decir, una solución totalmente personalizable muy en línea con lo que es el siglo XXI, con la tecnología como forma de marcar esa individualidad tan buscada.

Y eso no es todo. Ahora los inodoros también se elevan del suelo y son 2 en 1, pues el bidé puede integrarse dando lugar a una solución suspendida que ocupa menos espacio y, de nuevo, puede personalizarse a gusto de cada uno. Las duchas también pueden hacerse ‘invisibles’ y se pueden integrar con el pavimento, equipándose con sistemas empotrados que permiten eliminar el agua de la pared, e incorporan canales de ducha muy fáciles de limpiar gracias a un pequeño colector que asegura un eficiente drenaje.

El mobiliario también se ha fusionado con la tecnología. Ahora los materiales incorporan fibra de vidrio y se vuelven más resistentes al paso del tiempo a pesar de su exposición constante al agua y la humedad. Los muebles de almacenaje incorporan luces LED, conexión a la corriente mediante USB o un sistema de cierre sin golpes ni ruidos, el softclosing.

En resumen, toda una suerte de soluciones que ya son tecnológicas en el presente, sin tener que esperar a un futuro donde los hogares sean digitales. La realidad ya es digital en el cuarto de baño. Y todo ello para hacernos la vida más fácil y cómoda, al tener que limpiar menos, ganar más espacio en las estancias de baño y disponer de un sencillo mantenimiento, pero también para ayudar al planeta. Porque a más tecnología integrada en los hogares, más sostenibilidad.

Por ejemplo, están los grifos inteligentes, que solo se encienden si detectan las manos y producen su propia energía gracias a un generador que funciona gracias a la potencia del flujo de agua, o los urinarios eficentes, que tienen un sistema de descarga de agua mínimo que garantiza un consumo responsable. Porque el baño es uno de los lugares que más usamos diaramente y cuanto más eficientes sean las soluciones, mayor beneficio medioambiental.

En Geberit apostamos por la eficiencia energética y el ahorro de recursos desde hace ya tiempo, pues nos hemos valido de la tecnología para promover un cambio de paradigma hacia un baño inteligente en todos lo sentidos. También en el del ahorro energético, con el que gana el usuario y el medio ambiente.

De este modo, queremos ser impulsores de un cambio en los hogares para hacerlos mejores desde todos los puntos de vista. El baño no es una estancia menor, cada vez tiene más peso en la casa. Y no se trata de que sea bonito y estético únicamente; se trata de que nos haga tener una mejor calidad de vida a todos los niveles y que esté dentro de la corriente medioambiental actual. Porque el baño del presente ya es inteligente, pero también ecológico.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus