Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Sistemas evaporativos: ¿Cómo funcionan en centros educativos, oficinas y zonas empresariales?

por Comisión Técnica de AEFYT 14 de octubre, 2020 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La crisis sanitaria del COVID-19 está marcando la vuelta a la actividad tras los meses estivales. Las medidas de seguridad priman en el regreso a los centros educativos y a las oficinas, así como la reanudación de la actividad en las empresas o en los centros de convenciones. Sin embargo, también resulta prioritaria la puesta en marcha de alternativas eficientes energéticamente que impliquen un ahorro económico y que resulten seguras desde el punto de vista socio sanitario.

En un momento de recesión económica como el actual la vuelta a la actividad requiere intensificar todas aquellas medidas que generen ahorro. En este contexto la climatización es un elemento prioritario en la medida que representa un elevado consumo energético. Los sistemas evaporativos utilizados en refrigeración y climatización como apoyo en los sistemas de condensación constituyen una alternativa segura y eficiente.

Las nuevas tecnologías que se aplican a este principio han multiplicado la capacidad de enfriamiento de los equipos de refrigeración/climatización, al tiempo que aseguran tanto la eficiencia energética como la seguridad socio sanitaria y la protección medioambiental.

Se trata, en consecuencia, de una alternativa competitiva para colegios, universidades, centros de reuniones o convenciones, oficinas y, en definitiva, para cualquier tipo de edificación o complejo urbanos.

Sistemas evaporativos: funcionamiento
El uso de sistemas evaporativos en los equipamientos centralizados de acondicionamiento de aire (frío calor) que funcionan mediante bombas de calor reversibles, incrementaría considerablemente el ahorro energético, del mismo modo que en el campo de la calefacción en numerosos edificios existe una caldera central que, a través de una red de agua, distribuye el calor al edificio o conjunto de los mismos.

Si todos los edificios implementaran este tipo de edificios, se podría:

  • Garantizar unos niveles de eficiencia energética y seguridad que no se conseguirían con otros equipamientos.
  • Ofrecer una combinación idónea de uso de energía y coste de instalación, que deriva en una óptima relación inversión/rendimiento frente a soluciones similares.
  • Asegurar un consumo de energía eléctrica es inferior.
  • Garantizar la protección medioambiental en la medida que se reducen las emisiones de CO2, así como el efecto invernadero al limitarse las emisiones de CO2 indirectas gracias al ahorro de energía eléctrica consumida, y directas, por el menor riesgo de fugas de gases refrigerantes. En consecuencia, se trata de una tecnología limpia y respetuosa con el medio ambiente, que favorece la reducción de los efectos del cambio climático.

Aplicaciones
Entre otras aplicaciones, los sistemas evaporativos resultan de especial utilidad en los siguientes entornos:

  • Edificios de oficinas y complejos empresariales: la demanda energética generada por las empresas ronda en nuestro país el 30% del total frente al 13% que supone el sector servicios, por lo que implementar soluciones que ayuden a reducir dicho consumo es una prioridad. En este contexto los sistemas evaporativos garantizan un coste energético mínimo, constituyéndose como una de las soluciones más innovadoras y eficaces para este sector.
  • Colegios, universidades y centros educativos en general: en todos estos lugares los sistemas evaporativos pueden ser una alternativa al aire acondicionado o en combinación con el mismo, aportando una solución segura a nivel sociosanitario, ecológico - los sistemas evaporativos no refrigeran el aire con gas refrigerante, sino que lo enfrían por el proceso natural de la evaporación- y económica tanto a nivel de instalación como de mantenimiento al reducirse el consumo eléctrico. Escuelas técnicas, colegios y liceos son algunos de los centros educativos en los que ya se utilizan los sistemas evaporativos.
  • Palacios de congresos, recintos feriales o centros de convenciones: en todos ellos los sistemas evaporativos combinados con los sistemas de climatización (frio/calor) ofrecen una óptima relación coste/eficiencia.
  • Complejos hospitalarios: estos centros han estado funcionando a pleno rendimiento durante los últimos meses y aún tienen por delante tiempos de intensa actividad. La refrigeración de los complejos hospitalarios, fundamentales en esta crisis sanitaria y en los que el acondicionamiento de aire resulta prioritario, puede verse beneficiada con el uso de sistemas evaporativos. La evacuación del calor de condensación que requieren los procesos de refrigeración en grandes complejos socio-sanitarios, ya se trate de hospitales o de residencias geriátricas, encuentra en los mismos una combinación óptima en lo que a ahorro energético y costes se refiere. Esta tecnología se convierte en una alternativa segura y eficaz en este tipo de superficies.

Conclusiones
En la sociedad actual el ahorro de energía y la búsqueda de fórmulas que ayuden a mejorar la eficiencia energética resultan prioritarias y en este contexto la refrigeración evaporativa ofrece unos ratios de eficiencia energética muy superiores a los proporcionados por otros sistemas en todas aquellas aplicaciones en las que se requiere refrigeración.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus