Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Valvulería: El mercado se estanca en obra nueva, pero mejora en el segmento de diseño

26 de diciembre, 2013 Informes de Mercado comentarios Bookmark and Share
< Volver

A la espera de que la reforma y la rehabilitación tiren en algún momento de la venta en aquellos segmentos de mercado que vivieron sus años de vino y rosas con la construcción en pleno auge, la mayoría de fabricantes de valvulería y accesorios están pasando por un momento complejo.

Muchos miran al exterior como tabla de salvación. Países emergentes y Sudamérica están siendo los lugares donde los fabricantes españoles han puesto su punto de mira. Y en algún caso con notable éxito: uno de los líderes del mercado ya sitúa sus ventas por encima del 70% en el exterior, algo impensable en los años de bonanza de la economía española.

Ahora no queda otro remedio que reinventarse o estar abocado a un futuro muy negro. La coyuntura económica no está poniéndoselo fácil a nadie y sucumbir o cerrar el negocio es una posibilidad real en estos tiempos. Lo cierto es que el mercado de valvulería y accesorios está muy emparentado con el de radiadores y a su vez con el de la obra nueva, lo que equivale a problemas. La situación de encefalograma plano de la construcción provoca que los fabricantes de válvulas lo estén pasando mal.

Y en momentos así no queda otra que reiventarse. Mirando al exterior, como queda dicho, y también ofreciendo productos de alto valor añadido. Las válvulas de diseño, por ejemplo. Se trata de una opción que se relaciona con el segmento medio-alto del consumo, un perfil que quizá ha sufrido con menor virulencia la crisis.

Un fabricante especializado en este tipo de producto afirma que la tendencia irá por ahí: cada vez habrá en el mercado una mayor demanda de válvulas y accesorios que privilegien el diseño. Un mix que ofrezca a la vez calidad y funcionalidad.

Otro de los productos que cada vez encuentra más terreno para crecer es el de las válvulas termostáticas. Hablamos nuevamente de lo mismo: se trata de un producto de mayor valor añadido. Y el futuro va por ahí: más eficiencia energética, menor consumo y productos que en reposición y reforma serán mejores a los de los años del boom de la construcción.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus