Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Calderas de biomasa: La caída del precio del gasóleo supone un frenazo para el mercado

por Alberto Adeva 1 de diciembre, 2016 Informes de Mercado comentarios Bookmark and Share
< Volver

El mercado de biomasa se está viendo lastrado en los últimos tiempos por la evolución del precio de los combustibles fósiles, particularmente por la caída del precio del gasóleo, que está provocando un retroceso en este sector. Un fabricante habla de una caída del mercado en el primer semestre de 2016 de un 30% en la venta de equipos.

Lo cierto es que en el último lustro el mercado de calderas de biomasa había experimentado crecimientos constantes, mantenidos en el tiempo, pero la bajada en los precios de los combustibles fósiles y un segundo factor, el climatológico, con inviernos cada vez más suaves en toda Europa, están provocando este descenso en el sector.

En el caso de España, a estos factores también se ha unido la parálisis política de los últimos meses, que no ha favorecido en nada la modificación en salas de calderas de edificios públicos. También, y en paralelo, hay que destacar la falta de unificación de subvenciones a nivel nacional para este tipo de equipos, algo que sí se da en otros países.

Lo cierto es que la caída del mercado también ha sido desigual según tipología de productos. Una marca que ha participado en la elaboración de este informe explica que el descenso en número de unidades vendidas ha sido mayor en calderas domésticas, mientras que en calderas de potencia elevada las ventas se ha mantenido más estables.

Las calderas de biomasa representan una opción de calefacción y ACS muy competitiva para aquellas viviendas donde no llega el gas canalizado. Son equipos muy adaptables en reposición y también como complemento para calderas de gasóleo.

Ahora mismo el mayor problema al que se enfrenta este mercado, como consecuencia de la bajada del precio del gasóleo, es que la solución con biomasa plantea períodos de amortización más largos. Todo ello ha supuesto un freno para el mercado de calderas, sobre todo en el caso de aquellas alimentadas por pellets y astillas. Sin embargo, la venta de estufas y calderas de leña no se ha resentido de la misma manera y están teniendo mejor comportamiento.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus