Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Termos eléctricos: El mercado crece de la mano de la reposición y busca la máxima eficiencia

por Alberto Adeva 4 de marzo, 2019 Informes de Mercado comentarios Bookmark and Share
< Volver

El mercado de termos eléctricos experimenta ligeros crecimientos año tras año, un incremento que se centra sobre todo en la reposición de producto, pero que también se apoya, aunque menos, en la buena evolución de la obra nueva, sobre todo en zonas de climatología suave y en segundas residencias de verano en las regiones de costa.

Hay que decir que se trata de un segmento de la industria que se centra mucho en la reposición, por lo que la favorable evolución del mercado de reforma y rehabilitación favorece claramente a sus cifras de venta. El optimismo estadístico también tiene mucho que ver con la recuperación del consumo privado en los últimos años y en la confianza en que así siga en los siguientes.

Se trata de un mercado maduro y con fuerte competencia por la presencia de los principales fabricantes. Es un sector que se mueve, por tanto, en un entorno competitivo complejo, lo que de alguna manera obliga a las marcas a mantener el listón muy alto en la innovación de producto y en su apuesta por la calidad.

Esto tiene su traducción en que, si bien no veremos grandes avances tecnológicos en los próximos años más allá de la mejora constante en la eficiencia energética, sí se podrán apreciar novedades referidas al control vía Wifi y en funcionalidades que permitan más ahorro en los equipos, además de productos híbridos o con doble tanque.

La normativa también ha marcado esta industria en los últimos tiempos. Desde que en septiembre de 2015 entraran en vigor las Directivas de Ecodiseño (ErP) y Etiquetado energético (ELD), el mercado ha evolucionado cada vez más hacia productos de máxima eficiencia.

Un asunto a tener muy en cuenta en este sentido es que los termos eléctricos integrados dentro del LOT2: Generadores de ACS, tuvieron en septiembre de 2017 un requerimiento a nivel de eficiencia relacionado con el etiquetado, por lo que quedaron prohibidos aquellos con clasificación energética inferior a C.

Lo cierto es que todos estos nuevos requisitos reglamentarios que se derivan de la directiva de ecodiseño y etiquetado energético han supuesto una mejora en el nivel de aislamiento y prestaciones del producto.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus