Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Emisores de calor: La obra nueva, la reposición y la reforma tiran del mercado

por Alberto Adeva 24 de noviembre, 2017 Informes de Mercado comentarios Bookmark and Share
< Volver

El mercado de emisores de calor es uno de los segmentos que más sufrió los rigores de la crisis, pero en los últimos años ha recuperado el aliento. Las ventas, según se apunta, han crecido de un modo lento, pero constante. La obra nueva y la reposición están ayudando a esta mejora, pero son varias las marcas que apuntan también a la reforma y rehabilitación como factores clave hoy día, pero aún más, en el futuro.

Los fabricantes establecen diferencias entre radiadores de agua y eléctricos. La mayoría cree que son los primeros los que mejor se han recuperado, tanto en obra nueva como en reforma de viviendas. Los datos sobre ventas en este segmento apuntan a crecimientos moderados y sostenibles.

Por el lado de los emisores eléctricos, el mercado tiende a la estabilidad, pero alguna marca habla de un crecimiento de doble dígito en 2017 y que achaca a la mejora del mercado y al número de consumidores que prefieren la calefacción eléctrica por encima de otros sistemas. También como solución para climas suaves, donde la vivienda necesita ser calentada de un modo puntual.

La compra venta de viviendas de segunda mano es un nicho del que hablan muchos de los actores de este mercado, porque es en ellas donde muchas veces se opta por el cambio de radiadores apostando por modelos de línea más moderna y estética cuidada.

Esa es precisamente una de las variables que también destacan en el mercado, donde cada vez se solicita más productos que aúnen confort, eficiencia energética y diseño. Incluso ya existen radiadores toalleros con sensores infrarrojos para el secado de las toallas.

La normativa también juega su papel, como es el caso del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, que aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética, donde se recoge la obligación de construir edificios de energía casi nula a partir del año 2020 si son de titularidad privada y el 2018 si son de titularidad pública.

La conectividad y el Internet de las Cosas (IoT) es otra de las tendencias. Los usuarios ya pueden activar, graduar temperatura o programar sus radiadores a distancia y desde cualquier lugar.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus