Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Calderas y ACS: La eficiencia energética y la normativa, principales factores de un sector que sigue en pleno crecimiento

por Alberto Adeva 15 de octubre, 2019 Informes de Mercado comentarios Bookmark and Share
< Volver

El mercado de calderas y generadores de ACS se encuentra en plena situación de crecimiento. Las cifras de la patronal Fegeca en 2018 hablan de un segmento cercano a los 500 millones de euros, concretamente la facturación el último año fue de 455 millones.

El resultado anual marca un incremento generalizado en todos los segmentos, donde los principales mercados para la calefacción y la producción de agua caliente sanitaria se concentran en las calderas murales de condensación y en los calentadores que suman en total 737.576 unidades vendidas en 2018.

En calderas murales las ventas se situaron en 316.113 unidades, lo que supone un aumen­to del 12,48% con respecto al mismo periodo del año an­terior.

Este mercado, basado en la venta de calderas de con­densación, se consolida como una pieza clave para la consecución de los objetivos climáticos de la Unión Europea, gracias a la reducción del consumo energético y emisiones de CO2 que ofrecen las calderas de condensación frente a las calderas convencionales.

En calderas de pie y biomasa se han alcanzado unas ventas de 33.075 unidades de cal­deras de pie (gas y gasóleo) y biomasa, lo que repre­senta un incremento de un 5,22% con respecto al año anterior.
También hay un aumento de las ventas de calderas de pie a gas y gasóleo que superan en más del 14,11% y 4,77% las ventas del año anterior, respectivamente.

Lo más destacado es que de estas ventas, más del 21,55% son calderas de condensación, lo que supone un crecimiento del 22,51% de la condensación respec­to al año anterior.

Con unas perspectivas también favorables en 2019, los fabricantes hablan de un crecimiento en nueva instalación, pero con un nicho principal en la reposición de equipos.

El cambio normativo que supuso la entrada en vigor de la ErP ha significado también un cambio tecnológico hacia calderas de condensación, mucho más eficientes. Precisamente, la eficiencia energética es una tendencia clara en el mercado, como también el uso de equipos de regulación con sondas de temperatura, los termostatos inteligentes y la conectividad.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus