Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Sistemas VRF: Versatilidad, modularidad, sencillez de instalación y ahorro de energía, factores destacados

por Alberto Adeva 6 de marzo, 2020 Informes de Mercado comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los sistemas VRF representan una solución más que interesante por su versatilidad, modularidad y eficiencia energética para su instalación en edificios de mediano y gran tamaño como hoteles, oficinas, espacios comerciales u hospitales, lugares en los que es necesario que funcionen tanto en verano como en invierno.

Lo cierto es que se trata de sistemas fáciles de proyectar, que requieren poco espacio, son flexibles y su gestión permite controlar de forma inteligente el volumen concreto de refrigerante que necesita cada unidad interior, lo que maximiza el nivel de confort.

Su versatilidad se manifiesta en la capacidad de instalación en edificios que cuenten con múltiples espacios con diferentes requisitos de instalación, con límites en cubiertas, por ejemplo.

El ahorro energético y eficiencia estacional de estos sistemas también está detrás del auge que han vivido en los últimos tiempos. Además, su mantenimiento es relativamente sencillo al tratarse de unidades de expansión directa.

Otra de sus ventajas es que permiten una gestión individualizada de los espacios a climatizar ya que se puede tratar cada área de forma individualizada, lo que es una garantía de confort.

Según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el presupuesto destinado a la climatización en el gasto energético total de los edificios se sitúa entre un 40% y un 60%, por lo que es prioritario para el sector garantizar el máximo confort y el mayor control de la temperatura, además de reducir el consumo energético y el impacto ambiental.

Los fabricantes que operan en este mercado son optimistas sobre su evolución, entre otras razones y más allá de las ventajas enumeradas, son sistemas que se pueden adaptar a obra nueva y rehabilitación de edificios existentes dada su sencilla instalación.

Por tanto, hablamos de un mercado consolidado, que muestra una enorme madurez y tiende a crecer, también por la excelente valoración de esta tecnología por parte de propiedades, estudios de arquitectura e ingeniería y, por supuesto, instaladores, que conocen bien sus ventajas.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus