Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de climatización y saneamiento

Resideo: Posibles fuentes de contaminación del agua potable

por Por Resideo 7 de julio, 2021 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La mayoría de ciudadanos de nuestro país confía en la calidad del agua potable en sus hogares. Pero también ven fuentes potenciales de contaminación, especialmente del agua de lluvia. Para garantizar que el agua no potable de cualquier tipo se mantenga de manera segura lejos de la instalación de agua potable en el edificio y no represente un peligro para la salud, la instalación de agua potable debe estar debidamente asegurada.

Resideo ofrece a los instaladores y operadores dispositivos de seguridad y soluciones adecuadas para cada categoría de fluido gracias a los productos Braukmann que forman parte de su cartera de productos para agua potable.

Entre las posibles fuentes de contaminación del agua potable podemos encontrar el agua de lluvia, las aguas residuales industriales, las aguas residuales domésticas, el agua de limpiadores de alta presión o de lavado de coches, el agua de calefacción o el agua de abrevaderos para ganado entre otras. Si no hay protección, es posible que estos líquidos regresen a la instalación de agua potable en los puntos de transición o contrapresión, por ejemplo, en los sistemas de recolección de agua de lluvia o al llenar el sistema de calefacción. Si se conectan partes portadoras de agua en una instalación de agua potable en la que el agua no está destinada al consumo humano, se debe instalar un dispositivo de seguridad que corresponda a las reglas de tecnología generalmente reconocidas. El dispositivo de seguridad adecuado lo determina la categoría de fluido en la que se clasifica el fluido respectivo según la norma DIN EN 1717.

Agua de lluvia y abrevaderos de ganado: separación estricta del agua potable
El agua de lluvia pertenece a la categoría de fluido 5, para la cual se aplican los más altos requisitos de seguridad si entra en contacto con agua potable. Debido a la presencia de patógenos microbianos o virales de enfermedades transmisibles, se debe asegurar una separación estricta mediante una salida libre de tipo AA o AB. Esto también se aplica al agua de los abrevaderos de ganado. Aquí, especialmente en las granjas, los fontaneros e instaladores deben educar a las personas y asegurarse de que estén debidamente protegidas. El grupo compacto de presión con desconexión hidráulica Resideo CBU140, por ejemplo, ofrece una fiable protección para el agua potable incluso donde el espacio es limitado.

Rellenar el agua de calefacción solo con el separador del sistema
Los líquidos de las categorías 3 y 4 también suponen un riesgo para la salud humana por la presencia de sustancias tóxicas, muy tóxicas, radiactivas o cancerígenas. Estas categorías incluyen, por ejemplo, el agua para calefacción con o sin inhibidores que pueden ingresar en el agua potable. En este punto, son necesarias las siguientes medidas de seguridad: el agua de calefacción sin aditivos pertenece a la categoría de fluido 3, que requiere la instalación de un dispositivo de desconexión hidráulica tipo CA. El agua de calefacción con aditivos se asigna a la categoría de fluido 4. En este caso, un dispositivo de desconexión hidráulica tipo BA, como el Braukmann BA295S de Resideo, proporciona la protección más fiable.

El conjunto de llenado automático NK300S permite el llenado y rellenado automático de las instalaciones de calefacción. El conjunto de llenado integra un desconectador hidráulico tipo BA, una reductora de presión y dos válvulas de corte en la misma aplicación. Por tanto, reúne todos los componentes necesarios para el llenado automático de instalaciones de calefacción, de acuerdo a la normativa vigente. Así mismo, y dependiendo de las sustancias añadidas, el agua de los limpiadores de alta presión o de diversas aplicaciones industriales a menudo pertenece a la categoría de fluido 4 y, por lo tanto, también requiere un desconectador hidráulico de tipo BA.

Líquidos de categoría 1 y 2
La categoría de líquido 1, por su parte, incluye el agua para consumo humano, que se toma directamente de la instalación de agua potable. Gran parte de la población usa agua del grifo con regularidad, por ejemplo, para cocinar o fregar. En este caso, las válvulas de retención tipo EA proporcionan la protección necesaria.

Se debe instalar un dispositivo de seguridad de la categoría de fluido 2 cuando los líquidos que son aptos para el consumo humano y no representan un peligro para la salud, pero muestran cambios en el sabor, olor, color o temperatura, como el café, requieren al menos un tipo de retención controlable anticontaminación tipo EA, como las Braukmann RV280 o RV281 de Resideo. Para sistemas más grandes con caudales más altos, por ejemplo, en la industria o en la entrada de agua doméstica de edificios de apartamentos, Resideo ofrece una solución embridada con la válvula Braukmann RV283S.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus