Empresas Premium

18 de enero, 2022 Termómetro comentarios Bookmark and Share
< Volver

La actividad instaladora ha vuelto a crecer en los meses de septiembre-octubre hasta marcar el máximo del año 2021. La llegada del frío ha activado antes de lo previsto la puesta en marcha de las calefacciones, lo que ha generado más trabajo para las empresas. Además, los diversos Planes Renove puestos en marcha por las Comunidades Autónomas también han ayudado a dinamizar el sector. El único borrón que se puede poner en la actual coyuntura es que las empresas siguen necesitando mano de obra cualificada que no encuentran.

Meses de otoño de los de antes, un noviembre particularmente frío, más nieve que en años anteriores, todos estos han sido factores que han provocado que, antes de lo previsto, se haya activado el segmento de la calefacción.

El mercado, ciertamente, parece haber recuperado el aliento perdido en los meses más duros de la pandemia, pero sin perder de vista que el virus sigue circulando y las últimas semanas la incidencia ha vuelto a crecer de un modo exponencial.

La alta incidencia del virus tiene consecuencias sobre el turismo y afecta más a aquellas Comunidades Autónomas que dependen más de esta industria.

Algunas asociaciones también alertan sobre el alza del precio de la electricidad y de las materias primas como factores a tener en cuenta a la hora de establecer un análisis de la situación.

Por el lado de las buenas noticias, hay que hablar de la dinamización que suponen los Planes Renove activados en varias Comunidades Autónomas. Enlazando con la buena marcha de la actividad instaladora, son muchas las asociaciones que se quejan de que sus empresas no llegan a todos los trabajos que surgen, que necesitan mano de obra cualificada que desgraciadamente no encuentran para contratar.

Publicidad
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus